Perquín (Morazá­n)

A 44 Km. al norte de la Ciudad de San Francisco Gotera y al final de la Carretera CA-7

Perquín fue fundada en la época precolombina por las tribus lencas. Traducido a de la lengua lenca, Perquín significa Camino de Brasas o Camino de los Carbones Encendidos, debido a que por mucho tiempo los indígenas usaron el pedernal para hacer fuego y encender trozos de ocote y mantener fogatas permanentes para tener acceso a las llamas.

Ubicado al norte de San Francisco Gotera, a una altura de 1,117 metros sobre el nivel del mar, Perquín tiene una oferta turística mucho más amplia que la cabecera departamental y, por lo mismo recibe muchos visitantes nacionales e internacionales. Perquín está rodeado de cafetales y pinares, con un clima fresco y agradable. Durante los años de la guerra civil de El Salvador, Perquín tuvo una concentración guerrillera muy fuerte, con una escena constante de actividad militar. En la actualidad, esta ciudad forma parte de la Ruta de la Paz, la cual señala una ruta de los lugares más afectados durante la guerra en la zona oriental del país, y que hoy en día disfrutan de tranquilidad y actividad cultural.

Perquín cuenta con servicios de restaurantes, alojamiento en hoteles y hostales, tiendas de artesanías, transporte terrestre y servicio de guías turísticas. Las fiestas patronales que se celebran son durante el 21 y 22 de enero, en honor a San Sebastián; el 14 y 15 de agosto, en honor a la Virgen del Tránsito. Del 1 al 7 de agosto, se celebra el Festival de Invierno.
El Museo de la Revolución Salvadoreña (Perquín-Morazán)

Este museo está ubicado en Perquín, y fue fundado en 1992 por excombatientes de la comunidad de Perquín. La idea original surgió de la necesidad de hacerle homenaje a los héroes y mártires de la guerra civil de El Salvador, con motivo de preservar y compartir con visitantes nacionales y extranjeros los vestigios de la guerra concentrados en el área.

El museo cuenta con 5 salas de exhibición, donde se muestran fotos de campamentos, desaparecidos, manifestaciones, entrenamientos militares, afiches de solidaridad internacional, armas, helicópteros, automóviles, y la reconstrucción de la Radio Venceremos en el lugar desde donde se transmitía la señal clandestina en los años ochenta.

Los guías del museo son hombres y mujeres que pertenecieron a grupos guerrilleros en la época de la guerra, y que a través de su discurso buscan mantener presente el pasado reciente de El Salvador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>